Tecnología y educación: Más allá de la búsqueda de Pokemones: Seis pros y contras de la tecnología en el aula de clase

Escrito por  Víctor Ardila

El uso de la tecnología en el aula ha creado una gran polémica en las últimas dos décadas. Los padres, maestros, encargados de las políticas educativas y los mismos estudiantes ponen en la balanza los beneficios potenciales frente a los riesgos y consecuencias de la tecnología en las aulas, no sólo en lo que se refiere a los dispositivos como tal, sino a la integración de las herramientas en las experiencias educativas cotidianas.

Sobre la base de las prácticas de algunos colegas, y de la investigación personal, apilo aquí una lista de seis pros y contras respecto al uso de la tecnología en el contexto educativo, no sin antes aclarar qué significa eso.

Sobre la base de las prácticas de algunos colegas, y de la investigación personal, apilo aquí una lista de seis pros y contras respecto al uso de la tecnología en el contexto educativo, no sin antes aclarar qué significa eso.

Suscríbete al blog de Educación Norma

Para muchos el papel de la tecnología no será otra que caminar por el mundo real en busca de monstruos virtuales que aparecen en lugares cercanos a la ubicación del teléfono, pero  realmente hace referencia a  cualquier herramienta que se puede utilizar para ayudar a promover el aprendizaje humano, incluyendo calculadoras, tabletas, tableros digitales, cámaras de video, cámaras digitales, reproductores de MP3, asistentes digitales portátiles, el computador y las plataformas educativas. Todos estos elementos pueden convertirse en la materia prima para transformar las prácticas del aula en verdaderos diseñados interactivos de instrucción. Esto puede ser una gran oportunidad para experimentar y reorientar el quehacer docente.

Los pros

1. El uso de la tecnología en el aula permite experimentar nuevas propuestas pedagógicas.

Como profesionales de la educación, podemos diseñar y ejecutar con eficacia una clase enriquecida con tecnología. Ya sea que se trate de un cambio dramático como la enseñanza en un aula invertida (un modelo pedagógico que plantea la necesidad de transferir parte del proceso de enseñanza y aprendizaje fuera del aula), o uno simple como la adopción de una única herramienta para un proyecto específico, estamos haciendo acopio del mundo de la tecnología.

2. Hay un sinnúmero de recursos para mejorar la educación y hacer que el aprendizaje sea más divertido y eficaz: desde las más sencillas aplicaciones hasta las plataformas y los e-books.

Dentro de las herramientas útiles para el desarrollo de una clase se destacan:

Herramientas para el aprendizaje colaborativo:

Google Drive: Con este recurso se crean documentos, hojas de cálculo, presentaciones, dibujos y formas, que se pueden compartir o descargar desde el computador o desde cualquier aplicación móvil de Google Drive.

Blogs: Facilitan la escritura colaborativa y los espacios de discusión.

Dropbox: Permite almacenar archivos importantes y acceder a ellos desde cualquier teléfono inteligente, computador o tableta.

Herramientas de organización

Pocket: Permite guardar páginas web, artículos, imágenes, videos y verlos en cualquier momento aun cuando no haya conexión a internet.

Microsoft OneNote: Esta es una herramienta gratuita a la que se puede acceder desde cualquier lugar y que es útil para organizar ideas, notas, correos electrónicos, tareas, imágenes y archivos desde un mismo sitio.

Evernote: permite realizar  lluvias de ideas de algún tema en particular ya sea entre estudiantes entre sí, entre estudiantes y profesores o entre profesores y sus colegas. Esta herramienta permite grabar notas de voz, escribir listas de tareas pendientes y memorandos, a los que se puede acceder desde un celular o un computador.

Herramientas para motivar la participación

Present.Me: Se trata de una plataforma de presentación de videos para compartir con los estudiantes o para que sean ellos quienes los creen y los divulguen.

SlideBean: Este recurso es útil para hacer presentaciones visualmente atractivas para compartir en vivo o de manera virtual con otros.

3. La tecnología puede automatizar tareas tediosas.

Muchas herramientas tecnológicas como las mencionadas antes, hacen más eficiente la comunicación, la asignación de tareas, promueven las discusiones, la participación y permiten responder las preguntas de cada estudiante y masificar las respuestas. Dentro de esa herramientas se encuentran las plataformas educativas, desde las que se puede incluso, administrar las evaluaciones y obtener registros estadísticos de participación y logros individuales o colectivos.

4. El acceso instantáneo a la información puede complementar las experiencias de aprendizaje.

Gracias a la tecnología, la experiencia en el aula se desarrolla cada vez más en entornos colaborativos. Imaginémonos que un estudiante levanta la mano y nos dice: "vi un video en Youtube donde explican lo que usted está diciendo” y lo invitamos a que lo comparta con sus compañeros. El estudiante se acerca al computador que se encuentra conectado a un tablero digital, busca el video y se lo muestra a todos. Este es un ejemplo de cómo una consulta o investigación sobre el terreno se vuelve más fácil y productiva.

Aquí cito algunos recursos tecnológicos que podrían también ser parte de una clase:

Google Earth: Con este programa gratuito en línea se pueden recorrer las calles de pequeñas o grandes ciudades, que dan una visión aproximada de esos lugares a los que difícilmente los estudiantes tendrán la oportunidad de visitar.

Skype: Esta herramienta, diseñada para establecer comunicación de manera  virtual pero cada a cara, puede utilizarse para construir lazos de amistad entre estudiantes de diferentes partes del mundo.

Google Docs: Es un instrumento gratuito que permite la colaboración en tiempo real entre los estudiantes quienes pueden editar un documento o enriquecer un proyecto mediante comentarios o sugerencias en línea.

Juegos educativos: El aprendizaje basado en videojuegos es un nuevo método de enseñanza, donde la materia se enseña a través de actividades interactivas lúdicas. Uno de los beneficios es que muchos de estos videojuegos educativos se descomponen en tareas y permiten que los estudiantes controlen sus propias experiencias de aprendizaje.

Youtube: Gracias a este recurso muchas clases ya están siendo enriquecidas con videos educativos.

Para sacar el mayor de este recurso ingrese a nuestro Blog: Consejos practicos para usar Youtube en el salon de clases.

Prezzi: Es un recurso para diseñar presentaciones de una forma más dinámica que el  tradicional PowerPoint.

Spotify: Dado que se ha demostrado que la música involucra las áreas del cerebro relacionadas con la atención, el lanzamiento de predicciones y la memoria, este recurso se convierte en algo más que un sintonizador de música.

5. Los estudiantes pueden aprender habilidades gracias a la tecnología.

El uso de los recursos tecnológicos promueven la creatividad, enseñan a diferenciar lo fiable de lo que no lo es, afinan las competencias comunicativas e invitan a la investigación y la profundización de lo que se aprende a diario en el aula de clase.

6. Vivimos en un mundo digital.

El uso de la tecnología en el aula puede preparar a los  estudiantes para un futuro en el que su dominio es fundamental.

Para sacarle el mayor provecho a los recursos tecnológicos, ingrese a nuestro Blog: Diez formas de hacer de la tecnologia una aliada en el aula.

Los contras

1. La tecnología puede convertirse en una distracción.

Para evitar que la tecnología se convierta en un esparcimiento inútil, es importante diseñar estrategias y fijar límites en el uso de dispositivos desde el primer día. También es muy útil identificar proyectos específicos, tiempos y objetivos para cada una de las actividades que se planeen con el uso de alguna herramienta tecnológica. En principio es recomendable utilizar los recursos con los que cuentan  los estudiantes (celulares, computadores portátiles, etc.) y no con otros de difícil consecución.

2. Posible desconexión de la interacción social.

Esto puede suceder, pero no necesariamente tiene que ser así. Mucha gente es escéptica de la tecnología y cuestionan si disminuye la capacidad de comunicación verbal de los estudiantes. Pero, si se diseñan tareas en las que los niños utilizan tanto herramientas tecnológicas como presentaciones orales colaborativas, se les dará la oportunidad de hacer clases más dinámicas mientras interactúan y aprenden con otros.

3. La tecnología puede fomentar las “trampas” en clase.

Esto sólo ocurrirá si se le asignan tareas que no requieren de ningún esfuerzo o perspectiva.

4. No todos los estudiantes tienen acceso a los recursos tecnológicos.

Para superar este problema se pueden proponer actividades en las que los estudiantes puedan trabajar en grupo y compartir los recursos disponibles. De otro lado, gran parte de los estudiantes cuentan con internet en su casa o pueden visitar cafés donde puedan incursionar en el mundo de los recursos en línea que usted previamente haya seleccionado.

5. Las fuentes de consulta pueden no ser las mejores.

Es apenas lógico que los estudiantes necesitan ciertas orientaciones para identificar las fuentes apropiadas de las poco fiables. La competencia de reconocer lo bueno de lo malo en internet, se desarrolla con la práctica.

Para profundizar en este aspecto puede consultar nuestro Blog: Como enseñar a los estudiantes a evaluar la calidad de la información online

6. La planificación de las clases puede llegar a ser más dispendiosa cuando se pretende involucrar la tecnología.

Sí, para muchos la sola planeación sin el uso de la tecnología requiere ya de tiempo y detalle. Puede parecer abrumador diseñar clases en el que se incluya la tecnología. Sin embargo, el uso de esta puede llegar a ser tan natural como cualquier actividad diaria. Dese tiempos justos para aprender a usar los recursos tecnológicos. Es probable que los estudiantes aprendan aún más rápido pues desde que nacieron están rodeados de tecnología. ¡Qué bueno aprovechar este conocimiento para que entre todos diseñemos mejores clases!

En resumen, es claro que el uso de la tecnología tenga sus ventajas y desventajas, y que su adopción en el aula es algo que requiere de tiempo y paciencia. Pero también puede abrir las puertas a nuevas experiencias, nuevas formas colaborativas de aprendizaje, y permita nuevos descubrimientos en el aula. Démosle una oportunidad y aprendamos de ella mientras enseñamos.

 Suscríbete al blog de Educación Norma

 

Síguenos en redes sociales

Únete a la comunidad de Educación Norma y encuentra ayuda para profesores de primaria, preescolar y arte, además de actividades para clase, material de ayuda y herramientas para el profesor.


Back to top